El balance de la economía Macri: menos déficit y carga impositiva; más pobreza e inflación

El ministro de Hacienda presentó los resultados de los últimos cuatro años de gestión en materia financiera. Reconoció la reducción del desequilibrio fiscal, pero en un contexto de inflación superior al 50% y pobreza mayor al 34%. 

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, presentó hoy un balance de la gestión económica de los cuatro años del Gobierno de Mauricio Macri en donde destacó la baja en la carga impositiva, la suba en las exportaciones y la baja del déficit entre los logros alcanzados y la suba en la inflación, la caída de la actividad económica y el nivel de pobreza como los objetivos incumplidos.

En su presentación, Lacunza junto a los principales funcionarios de su equipo expuso un balance de la gestión económica 2015/2019 en el que se revisó la herencia recibida hace 4 años de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner y se estableció el escenario económico con datos de déficit fiscal, inflación, deuda externa y otros ‘fundamentals’ básicos de la economía nacional en este recambio de poder político en el país.

El año 2019 cerrará con una actividad económica 3,4% menor a la de 2015, una inflación superior a 50% y un nivel de pobreza de 34,7%, similar al promedio de los últimos 36 años, reconoció Lacunza.

“Sin embargo, una mejor configuración macroeconómica (equilibrios gemelos) permitirá un descenso paulatino pero sostenible de la tasa de inflación”, pronosticó.

Además el informe expresa textualmente que “la economía argentina está prácticamente estancada desde 2011”.

En el repaso de las metas alcanzadas destacó que “el déficit primario bajó de 3,8% del PBI en 2015 a un proyectado de 0,5% en 2019 mientras que el déficit financiero pasó de 5,1% al 3,8% en el mismo período”.

“El esfuerzo fiscal realizado es aún mayor, ya que a partir de 2016 el Estado Nacional perdió recursos por el fallo de la Corte Suprema que restituyó a las Provincias el 15% de la masa coparticipable que se transfería a la ANSES (equivalente a 0,9% del PBI hasta 2019)”, agregó.

El trabajo destaca que “la mejora del resultado fiscal se obtuvo aun cuando la presión impositiva se redujo en un monto equivalente al 3% del PBI, del 31,5% al 28,4% del PBI”.

En materia de deuda externa, Lacunza remarcó que para el año 2020, deberán afrontarse vencimientos de capital del orden de US$ 28.000 millones tomado con el sector privado y organismos multilaterales, sin incluir intereses ni los compromisos con organismos como el Banco de la Nación o el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).

“La deuda pública creció (entre 2015 y 2019) US$ 70.000 millones, lo que equivale a un 29%, mientras que en los 4 años anteriores creció 22%, unos US$ 40.000 millones. El gobierno anterior no se había desendeudado”, afirmó Lacunza.

La Tecla.-