LOS 50 AÑOS DEL TEATRO DOS CARÁTULAS

Cuando hablamos de teatro vocacional, estamos refiriéndonos a toda esa gente que encuentra tiempo fuera de sus obligaciones para largas horas de ensayos, y que continúa con un peregrinar para afrontar los gastos, aportando muchas veces dinero de los propios bolsillos, y poniendo a disposición del grupo su arte,  su habilidad,  su destreza manual y toda, toda su vocación. En esa vocación está la curiosidad y el placer por la realización de la tarea misma, ya fuera en el escenario o tras los telones, con la certeza de que lo que se hace es muy necesario para los demás o para la vida, lo que justifica la entrega.

Próximos a cumplir en el mes de julio de 2019 sus 50 años de existencia el grupo de Teatro Vocacional “Dos Carátulas” manifiesta su reconocimiento y agradecimiento a los actores pioneros del grupo, a los que conformaron sus primeros elencos, a los que están actuando en el cielo y a todos aquellos que hoy siguen con vocación la tarea de transmitir a través del teatro historias que hicieron y hacen reír, llorar y emocionar, pero por sobre todas las cosas, no perdiendo nunca su modalidad de hacer teatro vocacional, donando siempre el producto de las recaudaciones a las distintas escuelas e instituciones de nuestra ciudad.

La historia comenzó en 1969 cuando un grupo de alvearenses, algunos de ellos con experiencia actoral por haber pertenecido al desaparecido grupo “Candilejas” y algunos llegados desde “El Teatrito” fueron convocados junto a otros que harían sus primeros pasos sobre las tablas, a conformar un grupo teatral para la preparación de una comedia que sería parte de los festejos del Centenario de General Alvear. La iniciativa partió de la Sra. María Luisa Limongelli de Monti y Blanca Suárez de Blanco. Los ensayos comenzaron en las instalaciones del antiguo Club Social y luego en la Sala del Teatro de la Asociación Española, donde el 22 de julio se llevó a cabo la representación dela comedia “¡Qué luna de miel, mamita!” de Antonio Botta, poniéndose a consideración del gusto del público alvearense, auspiciados por la Junta Administradora del Hospital Municipal, con el siguiente reparto: Loly: Ana María Denegri, Florido: Rubén C. Fondado, Leonardo: Hugo Walter Fraccaroli, Rosaura: Betty Crotolari, Palmira: Norma Desideri, Padilla: Jaime Sastre, Friquiqui: Horacio Milione, Alberto: Carlos Giavino, Carmen: Lidia Comas, Seguismunda: Lilia Susana Martínez.

El Equipo Técnico estuvo integrado por: Apuntador: Domingo Ugarte, Traspuntes: Osvaldo Mangudo y Hugo Bianco, Escenografía: Casa Hornos de Capital Federal, Peinados: Elda Depietri, Flores de Florería La Camelia, Maquillaje: Delia Damonte de Morena, Muebles: Mueblería La Ideal, Iluminación y efectos especiales: Domingo Ugarte y Jaime Sastre. Dirección: María Luisa Limongelli de Monti.

A partir de entonces, el “Dos Carátulas” inició un camino como si fuera una gran familia, donde cada integrante fue tomando su lugar para armar la compleja maquinaria que es cada obra, y en donde exponerse al público es siempre distinto en cada presentación, buscando que se produzca una comunicación entre actores y espectadores, poniendo el cuerpo y la emoción para conectarse y producir imágenes que conmuevan.

                                                                               Teatro Vocacional “Dos Carátulas”