Evalúan derivar pacientes a municipios del interior y ya hay resistencia de algunos intendentes

PARA DESCOMPRIMIR HOSPITALES

La medida excepcional sería para ayudar a aliviar los hospitales más críticos del Conurbano. Algunos intendentes se mostraron preocupados, mientras que otros aseguraron que colaborarán. La propuesta es trasladar pacientes de la zona de los municipios, no así de zonas alejadas.

Si bien el gobierno de Axel Kicillof aprovechó el tiempo de la cuarentena para aumentar el número de camas de terapia intensiva y así hacer frente al aumento de casos de Covid-19 en la provincia, el ritmo de contagios anuncia un panorama extremo y por eso, su administración se adelanta y comienza a pedir ayuda.

De esta forma, a poco de anunciar la vuelta de la fase 1 para la zona del AMBA, el gobierno bonaerense les pidió a varios municipios del interior la posibilidad de recibir pacientes derivados, para de esta forma descomprimir los hospitales más desbordados. Actualmente, la provincia acumula 20 mil contagios y un total de 500 fallecidos, de los cuales el 90% se dieron en el Conurbano. 

En efecto, la propuesta del gobierno de la provincia sería que los municipios tomen pacientes de la zona. Por ahora, el clima en los municipios no parece ser el mejor, pese a que existe un convenio entre Provincia y los intendentes, que destina $2 mil pesos por paciente con Coronavirus destinados a centros extrahospitalarios.

InfocieloEso al menos se apreció en las palabras del intendente de Tandil, Miguel Lunghi, quien ya viene de algunos cruces con la gestión de Kicillof.

“Soy un ser humano pero tengo que cuidar a los tandilenses y si tengo Covid-19 tengo que estudiar la curva de ascenso para considerar las camas disponibles para potenciales pacientes locales”, dijo Lunghi en diálogo con El Eco.

El intendente nunca le dijo que “No” a la provincia, pero tampoco le dijo que “sí”. Además, se mostró preocupado porque –según los datos locales- existe al menos 45 internados por vías respiratorias todos los años entre junio, julio y agosto. “Con esta nueva patología, vamos a entrar en un temor terrible”, dijo.